Síndrome Amok

Síndrome Amok

Descripción, causas y factores de riesgo:

Una expresión coloquial que denota un comportamiento maníaco, salvaje o incontrolable que amenaza con lesionar a otros.

Amok Syndrome

Los sistemas actuales de clasificación psiquiátrica consideran un síndrome raro ligado a la cultura, pero hay evidencia de que ocurre con frecuencia en las sociedades industrializadas modernas. En este artículo se revisan los orígenes históricos del desorden como condición psiquiátrica, y se discute su relevancia para los episodios modernos de comportamiento violento. Las enfermedades psicóticas, los trastornos de la personalidad y los trastornos del estado de ánimo son todas causas posibles de amok, y se discute la identificación y el tratamiento de los pacientes que están en riesgo de manifestar un comportamiento violento.

Aunque los primeros psiquiatras han sugerido que el amok está relacionado con factores psicodinámicos como la pérdida de prestigio social, la hostilidad y la culpabilización de las víctimas, los investigadores más recientes lo han descrito como un síndrome conductual con diferentes causas potenciales que incluyen enfermedades médicas como malaria o neurosífilis. La intoxicación aguda también se ha sugerido como un posible factor en algunos casos. Dado que la mayoría de los casos clínicamente acelulares han sido diagnosticados en las cárceles y hospitales psiquiátricos, no es sorprendente que los diagnósticos psiquiátricos como la esquizofrenia y el trastorno bipolar se encuentren comúnmente en los casos. Aún así, es una pregunta abierta si estos diagnósticos se pueden utilizar para explicar la violencia extrema en los episodios inmorales.

Hoy en día, el amok debe ser visto como un posible resultado de la condición psiquiátrica no diagnosticada y/o no tratada de un individuo con psicosis o patología severa de la personalidad. Teniendo en cuenta la gran cantidad de personas que padecen afecciones psiquiátricas psicóticas, trastornos del estado de ánimo y trastornos de la personalidad, el amok sigue siendo una ocurrencia estadísticamente poco común.

La prevención de episodios de amok requiere el reconocimiento temprano de individuos susceptibles y un tratamiento rápido de la condición psicopatológica subyacente. La intervención médica es virtualmente imposible una vez que un individuo se está volviendo loco, y el resultado de su comportamiento violento no es diferente hoy de lo que era hace 200 años antes del advenimiento del diagnóstico y tratamiento psiquiátricos modernos. El primer paso en la intervención es identificar a aquellos individuos cuyas condiciones psiquiátricas o factores estresantes psicosociales los predisponen al amok. La identificación implica evaluar a los pacientes por factores de riesgo que se sabe que están relacionados con el comportamiento violento.

Síntomas:

Los síntomas pueden incluir:

Un período inicial de retiro social que dura algunos horas o días.

  • Violencia repentina, no provocada, dirigida a cualquier persona a su alcance, ya sea familiar, con amigos o totalmente desconocida.
  • Agresiones que continúan por minutos, horas o incluso días hasta que la persona fuera de combate es asesinada o retenida.
  • En los casos en que las personas que sufren de amok sobreviven, generalmente caen en un sueño profundo o estupor que puede durar varios días.
  • Después de despertarse, la persona anteriormente loca sigue siendo retraída o poco comunicativa y no puede recordar la violencia que ocurrió.

Diagnóstico:

La literatura psiquiátrica clasifica el amok como un síndrome ligado a la cultura basado en su descubrimiento hace dos siglos en remotas tribus isleñas primitivas donde el cultivo era considerado el factor predominante en su patogénesis. Se pensaba que el aislamiento geográfico y las creencias espirituales de los grupos primitivos producían una enfermedad mental que no se observaba en ningún otro lugar del mundo. DSM-IV, que es la opinión consensuada actual sobre el diagnóstico psiquiátrico, describe el amok como un fenómeno cultural que rara vez ocurre en la actualidad. Sin embargo, la caracterización de amok como un síndrome ligado a la cultura ignora el hecho de que se ha observado un comportamiento similar en prácticamente todas las culturas occidentales y orientales, sin aislamiento geográfico. Además, la creencia de que el amok rara vez ocurre en la actualidad es contrario a la evidencia de que episodios similares de comportamiento violento son más comunes en las sociedades modernas que en las culturas primitivas donde se observó por primera vez el amok.

Tratamiento:

El tratamiento adecuado del paciente en riesgo de huérfano requiere que el médico haga un diagnóstico preciso que pueda usarse para determinar qué modalidades de tratamiento son las más adecuadas para cada paciente. Hasta la fecha, no hay ningún medicamento que haya demostrado tratar específicamente el comportamiento violento, y dado que la violencia es el resultado de múltiples factores, es poco probable que se desarrolle dicho medicamento en el futuro cercano. La violencia en masa que se observa al correr enloquecido puede ser causada por una variedad de condiciones psiquiátricas, y el tratamiento médico debe, por lo tanto, estar dirigido a un trastorno mental diagnosticable o un trastorno de la personalidad.

NOTA: la información anterior es para fines educativos. La información proporcionada en este documento no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica ni para el diagnóstico o tratamiento de ninguna condición médica.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Esta información no debe sustituir el buscar atención médica profesional y responsable.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart Preview

Medicamentos baratos pueden ayudar a prevenir la demencia

Una nueva investigación de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, sugiere que las tabletas baratas de cilostazol pueden reducir el daño a las arterias, lo que conduce a la formación de coágulos sanguíneos, lo que da como resultado apoplejías y deterioro cognitivo....

Quiz about this article

Please answer on few questions to make our service more useful

Featured Products