La música nos ayuda a disfrutar más el ejercicio

De acuerdo a un estudio nuevo de la Universidad Brunel de Londres en el Reino Unido, escuchar música durante el ejercicio puede ayudarnos a disfrutar de hacer más ejercicio.music helps exercise

Para obtener los resultados del estudio, un equipo de científicos utilizó la tecnología de electroencefalografía (EEG) para controlar la respuesta del cerebro a la música mientras los participantes realizaban actividad física.

El equipo descubrió que escuchar música provocaba un aumento del 28% en el disfrute durante la tarea de caminar que aquellos que no escuchaban música.

El coautor del estudio Marcelo Bigliassi dice: “Mostramos que la música tiene el potencial de aumentar las ondas beta y provocar un estado emocional más positivo. Esto se puede capitalizar durante otras formas de ejercicio y hacer que una actividad determinada sea más placentera”.

7 estrategias para quemar más calorías después del ejercicio

Todos sabemos cómo quemar calorías trabajando. ¿Y qué hay de quemar calorías después de haber terminado de hacer ejercicio? Puede aumentar la postcombustión después del ejercicio utilizando solo uno de estos siete estrategias para bajar de peso, aprobado por expertos en salud:Weight-Loss Strategies

  1. Dé prioridad a los ejercicios compuestos más grandes, como prensas de cofres sobre movimientos de aislamiento, como rizos de bíceps.
  2. Levante pesas pesadas a medida que aumenta su poscosecha.
  3. No omita el entrenamiento de intervalo de alta intensidad. Los entrenamientos HIIT ofrecen un método eficaz para mantener a su cuerpo quemando calorías después de haberse enfriado.
  4. Tome un entrenamiento de resistencia metabólica. Desafía a tu músculo y sistema anaeróbico.
  5. Controle su ritmo cardíaco durante el entrenamiento.
  6. Aumente la intensidad y la eficiencia de una rutina de entrenamiento de fuerza realizando dos ejercicios seguidos.
  7. Use pesas más pesadas durante las últimas dos o tres repeticiones del ejercicio.

El ejercicio puede ayudar a dejar de fumar

quitting smokingUna nueva investigación ha confirmado que el ejercicio puede ayudar a los fumadores a abandonar definitivamente el hábito.

Expertos de la Universidad de San Jorge de Londres han examinado el mecanismo que hace que el ejercicio proteja al cuerpo contra la dependencia de la nicotina. El estudio ha demostrado que incluso el ejercicio de intensidad moderada puede reducir significativamente los síntomas de abstinencia de la nicotina.

También los investigadores revelaron la activación aumentada de uno de los receptores en el cerebro llamado α7 nicotínico acetilcolina, que es un objetivo de la nicotina.

El Dr. Alexis Bailey, profesor titular de Neurofarmacología en St George’s University of London, dijo: “La evidencia sugiere que el ejercicio disminuye los síntomas de abstinencia de nicotina en humanos, sin embargo, los mecanismos que median este efecto no están claros.

“Nuestra investigación arrojó luz sobre cómo el efecto protector del ejercicio contra la dependencia a la nicotina realmente funciona”.

Fuente: Universidad de St George’s London

3 ejercicios de yoga que te ayudarán a deshacerte del insomnio

insomniaSi sufres de insomnio, es difícil que te duermas por la noche y te despiertes por la mañana, y significa que los recursos del cuerpo se están agotando. Demasiado estrés físico y emocional se acumulan, el sistema nervioso está en desequilibrio. Necesitas descargarte tanto física como emocionalmente.

Ejercicio #1

Posición inicial: acostados boca arriba, con las manos a lo largo del cuerpo o en el ancho de la cintura escapular, las piernas dobladas en las rodillas, los pies a una distancia cómoda de la pelvis y en su ancho.
Al inhalar, levante la parte inferior de la espalda hasta un límite cómodo para usted. Siente cómo la pelvis con el movimiento de la cintura se extenderá sobre el sacro hacia adelante, más cerca de los pies. Al exhalar, relájese y coloque la parte inferior de la espalda hacia el piso. Observe cómo la pelvis rodará sobre la grupa más cerca del cuerpo. Es importante no presionar la parte inferior de la espalda contra el piso, sino simplemente relajarse y caerá por sí solo. Continúe moviéndose lentamente, evitando tirones en una amplitud cómoda. Haga 20-25 de esos “rollos” de la pelvis.

Ejercicio #2

La posición inicial es la misma.
Exhale lenta, suavemente, baje suavemente las rodillas hacia la izquierda, relaje los músculos de sus piernas y deje que sus piernas se hundan en el piso bajo su propio peso. En la inspiración, igual de despacio, evitando los tirones, devuelva las piernas al centro, en la siguiente exhalación, baje las rodillas hacia la derecha. Repite 12 movimientos en cada lado.

Muévete con los ojos cerrados, sin problemas, observando cómo el movimiento se propaga por el cuerpo.

Ejercicio #3

Posición inicial: también acostado boca arriba, pero ponga su pie derecho en el centro de la pelvis, deje un tiro en la parte superior del muslo, levante las manos por encima del cofre y cierre las manos juntas (las manos en esta posición son como un mástil).
Al exhalar, moviéndose muy despacio, baje las piernas hacia la izquierda, relájese, permita que se estiren hacia el piso bajo su peso. Al inhalar, regrese a la posición inicial, al exhalar baje nuevamente las rodillas hacia la izquierda. Observe en este caso que cuando las rodillas caen hacia la izquierda, las manos tienden a doblar a la derecha. Debe haber una sensación de que vuelves las manos con los pies. Haga 12 movimientos, luego cambie sus piernas y repita en la otra dirección.

Fitness de silla: ejercicios simples para las personas que pasan mucho tiempo frente a la computadora

fitness on the chair1) Posición inicial: sentado en el borde de la silla.

En un respiro, inclínate hacia atrás. Para hacer esto, los hombros deben bajarse tanto como sea posible, con los omóplatos empujando el cofre hacia adelante y doblándose en la parte inferior de la espalda. Al exhalar, rodea tu espalda. Para hacer esto, presione la punta entre los omóplatos lo más atrás posible, apriete la barbilla más cerca de las clavículas y despliegue la pelvis hacia adelante. Realiza 8 ciclos de estos movimientos.

2) En un aliento, empuje el tórax hacia la izquierda, estirando al máximo en la superficie del lado izquierdo. El peso se transferirá a la nalga izquierda. Al exhalar, regresa al centro y el peso se distribuirá por las nalgas. Y en el siguiente aliento, empuja el tórax hacia la derecha, viendo cómo se transferirá el peso a la nalga derecha. Repite 8 movimientos a cada lado.

3) Levante tu brazo derecho hacia arriba y doble en el codo, colocando tu palma en el área entre los omóplatos. La mano izquierda baja, se dobla por el codo e intenta cerrar las palmas en la cerradura detrás de la espalda. Pecho ligeramente hacia la derecha. Siente cómo se abrieron las costillas y la respiración se hizo más grande en volumen en el lado derecho. Permanezca en esta posición por hasta 1 minuto. Repite este movimiento, cambiando lados.