La dieta mediterránea puede mejorar la salud intestinal en las personas mayores

Un nuevo estudio, realizado por investigadores de instituciones en ocho países, sugiere que las personas mayores que comen una dieta mediterránea pueden tener un microbioma intestinal más saludable y mejorar las medidas de fragilidad.Mediterranean Diet May Improve Gut Health in Older People

En el estudio, participaron 612 participantes de entre 65 y 79 años. De estos participantes, veintiocho individuos fueron calificados como fracasados con la ayuda de exámenes médicos, 151 estaban al borde de la fragilidad y 433 no mostraron signos de fragilidad. Todos los participantes del estudio fueron asignados a adherirse a la dieta mediterránea durante el año.

Tras analizar los resultados recibidos, los investigadores concluyeron que la dieta mediterránea estaba asociada con un mejor microbioma intestinal que a su vez estaba relacionado con mejores marcadores de fragilidad, incluida una mejor velocidad de marcha, una mejor fuerza de agarre y una mejor función cognitiva.

5 maneras de hacer que su microbioma intestinal sea más saludable en 2020

A principios de año, casi todos están preocupados por mejorar su salud, pero no muchas personas tienen en cuenta el estado del microbioma intestinal que desempeña el papel más importante en nuestra salud en general.How to Make Your Gut Microbiome Healthier in 2020

Cuando el microbioma está desequilibrado, algunas funciones del cuerpo pueden verse alteradas y esto puede conducir al desarrollo de condiciones tales como obesidad, cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal y otros.

Para apoyar y diversificar su microbioma, adhiérase a los siguientes consejos respaldado por la ciencia:

  1. Coma suficientes frutas y verduras, ya que la fibra contenida en ellas ayuda a descomponer los carbohidratos y a formar un microbioma saludable.
  2. Agregue almidón resistente a su dieta, como pan y pasta. Se descomponen y se absorben rápidamente y una fracción de este tipo de almidón es resistente a la digestión y actúa de manera similar a la fibra.
  3. Encuentre la fibra que más le convenga, ya que todos los microbiomas, así como las fibras, son diferentes.
  4. Hacer ejercicio regularmente. Ayudará no solo a su corazón y cerebro sino también a su sistema de digestión. Un estudio reciente encontró que parte del lactato producido durante el ejercicio puede influir en algunas bacterias intestinales.
  5. Incluya alimentos probióticos – alimentos que contengan microorganismos – en su dieta. Estos alimentos pueden ser yogurt, chucrut o kimchi y también pueden proporcionar un efecto de promoción de la salud.

La exposición a la luz ultravioleta conduce a cambios en el microbioma intestinal

Un nuevo estudio, dirigido por los investigadores de la Universidad de Columbia Británica, Canadá, muestra que la luz ultravioleta (luz ultravioleta) produce cambios en el microbioma intestinal, pero solo en personas con deficiencia de vitamina D.Ultraviolet Light Exposure Leads to Changes in Gut Microbiome

Para el estudio, un equipo de investigadores reclutó a nueve voluntarias, deficientes en vitamina D, que tomaron suplementos de vitamina D durante tres meses antes de los experimentos y doce que no tomaron suplementos.

Todos los participantes recibieron tres sesiones de exposición a UVB. Aquellos voluntarios que tenían deficiencia de vitamina D mostraron cambios en su microbioma intestinal y las mismas características que los voluntarios que no tenían deficiencia de vitamina D.

El autor principal del estudio, el profesor Bruce Vallance, dice: «Los resultados de este estudio tienen implicaciones para las personas que reciben fototerapia UVB e identifica un nuevo eje piel-intestino que puede contribuir al papel protector de la exposición a la luz UVB en enfermedades inflamatorias como esclerosis múltiple y Enfermedad inflamatoria intestinal.”

La persona promedio ingiere más de 73,000 piezas de microplásticos al año

Un nuevo estudio de Austria, el primero de su tipo, encuentra que una persona promedio ingiere alrededor de 73,000 piezas de microplásticos cada año a través de alimentos y bebidas.Average Person Ingests Around 73,000 Pieces of Microplastics a Year

Dentro del estudio, que incluyó muestras de heces humanas de participantes de todo el mundo, los investigadores descubrieron que un movimiento diario promedio que ingresa a nuestro sistema digestivo contiene aproximadamente 200 pequeñas piezas de plástico.

El Dr. Schwabl, el investigador principal, dice: «De particular preocupación es lo que esto significa para nosotros, y especialmente para los pacientes con enfermedades gastrointestinales. Si bien las concentraciones plásticas más altas en estudios con animales se han encontrado en el intestino, las partículas microplásticas más pequeñas son capaces de ingresar al torrente sanguíneo, al sistema linfático e incluso pueden llegar al hígado».

Los 19 mejores alimentos prebióticos y por qué debería agregarlos a su dieta

Las fibras y los azúcares naturales que ayudan al crecimiento de las bacterias buenas en su intestino se llaman prebióticos. Junto con los probióticos, que son bacterias saludables, ayudan a mejorar nuestra salud. En el momento presente, los prebióticos es un campo de investigación relativamente nuevo. Se necesitan muchos estudios para investigar todos los beneficios para la salud de los alimentos prebióticos. Sin embargo, son considerados un valioso componente dietético. Esta es la lista definitiva de alimentos que son las fuentes mas conocidas de prebióticos:prebiotic foods are good for gut health

  1. Achicoria
  2. Alcachofas de Jerusalem
  3. Ajo
  4. Cebollas, chalotes y cebolletas.
  5. Puerros
  6. Col rizada
  7. Garbanzos
  8. Lentejas
  9. Alubias rojas y soja.
  10. Plátanos
  11. Natillas
  12. Sandía
  13. Pomelo
  14. Salvado
  15. Cebada
  16. Avena
  17. Almendras
  18. Pistachos
  19. Semillas de lino

La mayoría de los alimentos prebióticos son adecuados para veganos y personas que siguen otros planes de nutrición, lo que les permite comer una dieta bien balanceada y saludable que también contribuye a una buena salud intestinal.