El sueño insuficiente puede causar más ataques de asma en adultos

Un nuevo articulo, publicado en Annals of Allergy, Asthma and Immunology, dice que el sueño insuficiente y, a veces, el sueño excesivo pueden tener un impacto negativo en los adultos con asma, es decir, causar más ataques de asma.Insufficient Sleep May Cause More Asthma Attacks in Adults

En el estudio, descrito en el artículo, participaron 1.389 adultos cuya edad era superior a 20 años y dijeron que tenían asma. De todos los participantes, 25.9% durmieron 5 horas o menos, 65.9% durmieron 6-8 horas, y 8.2% durmieron 9 y más horas.

Las personas que dormían menos eran más propensas a tener un ataque de asma, tos seca y una hospitalización durante la noche durante el año pasado en comparación con las que tenían una enfermedad normal. Al mismo tiempo, las personas que no dormían lo suficiente tenían peor calidad de vida.

El alergólogo Gailen D. Marshall, MD, PhD, miembro de la ACAAI y editor en jefe de anales comenta: “Este estudio agrega evidencia sólida a la práctica de pacientes con asma que discuten problemas de sueño con su alergólogo para ayudar a determinar si necesitan cambiar su asma planee lograr un sueño adecuado como componente del buen manejo general del asma. También advierte que se pueden esperar consecuencias cuando los patrones de sueño son crónicamente inadecuados».

Las mujeres mayores que comen demasiados carbohidratos tienden a tener problemas de sueño

Un nuevo estudio encuentra que las mujeres mayores que comen muchos azúcares y pan blanco tienden a tener insomnio más a menudo que las mujeres de la misma edad con tasas normales de carbohidratos en sus dietas.Senior Women Eating Too Much Carbs Tend to Have Sleep Issues

Para el estudio, un equipo de científicos de la ciudad de Nueva York examinó los diarios de alimentos completados por más de 50,000 mujeres de entre 60 y 60 años. Estas mujeres ya habían pasado por la menopausia y se midió el índice glucémico de su dieta.

El análisis de los resultados recibidos mostró que las mujeres con el índice glucémico más alto tenían un 11% más de probabilidades de reportar insomnio en comparación con las mujeres con el índice glucémico más bajo.

El autor principal del estudio, el Dr. James Gangwisch, psiquiatra de la Universidad de Columbia, dice: «El mensaje final aquí es limitar el consumo de carbohidratos altamente procesados, como azúcares agregados, ya que podrían contribuir o exacerbar el insomnio».

3 ejercicios de yoga que te ayudarán a deshacerte del insomnio

insomniaSi sufres de insomnio, es difícil que te duermas por la noche y te despiertes por la mañana, y significa que los recursos del cuerpo se están agotando. Demasiado estrés físico y emocional se acumulan, el sistema nervioso está en desequilibrio. Necesitas descargarte tanto física como emocionalmente.

Ejercicio #1

Posición inicial: acostados boca arriba, con las manos a lo largo del cuerpo o en el ancho de la cintura escapular, las piernas dobladas en las rodillas, los pies a una distancia cómoda de la pelvis y en su ancho.
Al inhalar, levante la parte inferior de la espalda hasta un límite cómodo para usted. Siente cómo la pelvis con el movimiento de la cintura se extenderá sobre el sacro hacia adelante, más cerca de los pies. Al exhalar, relájese y coloque la parte inferior de la espalda hacia el piso. Observe cómo la pelvis rodará sobre la grupa más cerca del cuerpo. Es importante no presionar la parte inferior de la espalda contra el piso, sino simplemente relajarse y caerá por sí solo. Continúe moviéndose lentamente, evitando tirones en una amplitud cómoda. Haga 20-25 de esos «rollos» de la pelvis.

Ejercicio #2

La posición inicial es la misma.
Exhale lenta, suavemente, baje suavemente las rodillas hacia la izquierda, relaje los músculos de sus piernas y deje que sus piernas se hundan en el piso bajo su propio peso. En la inspiración, igual de despacio, evitando los tirones, devuelva las piernas al centro, en la siguiente exhalación, baje las rodillas hacia la derecha. Repite 12 movimientos en cada lado.

Muévete con los ojos cerrados, sin problemas, observando cómo el movimiento se propaga por el cuerpo.

Ejercicio #3

Posición inicial: también acostado boca arriba, pero ponga su pie derecho en el centro de la pelvis, deje un tiro en la parte superior del muslo, levante las manos por encima del cofre y cierre las manos juntas (las manos en esta posición son como un mástil).
Al exhalar, moviéndose muy despacio, baje las piernas hacia la izquierda, relájese, permita que se estiren hacia el piso bajo su peso. Al inhalar, regrese a la posición inicial, al exhalar baje nuevamente las rodillas hacia la izquierda. Observe en este caso que cuando las rodillas caen hacia la izquierda, las manos tienden a doblar a la derecha. Debe haber una sensación de que vuelves las manos con los pies. Haga 12 movimientos, luego cambie sus piernas y repita en la otra dirección.

El estudio dice que no es el envejecimiento que nos mata, pero la falta de sueño es

Anteriormente, se pensaba que las personas mayores sólo necesitan menos sueño que los jóvenes, pero un estudio nuevo ha descubierto que los adultos comienzan a perder su capacidad de caer en un sueño profundo y reparador de alrededor de sus medianos años treinta.lack of sleep

Para el estudio, los investigadores analizaron la literatura científica publicada en la revista médica Neuron. Los científicos también encontraron que también comenzamos a mostrar signos de envejecimiento.

Uno de los autores del estudio el profesor Matthew Walker dice que es la falta de sueño también vinculada a una serie de enfermedades mortales, especialmente las que afectan al cerebro. Él explica: «El sueño cambia con el envejecimiento, pero no sólo cambia con el envejecimiento; También puede empezar a explicar el envejecimiento en sí.»