Sentarse puede contribuir a generar grasa alrededor de los órganos

Un nuevo estudio del Reino Unido encuentra que el estilo de vida sedentario puede contribuir significativamente a la acumulación de grasa alrededor de los órganos internos.building fat

El estudio incluyó una exploración por IRM de 124 pacientes que estaban en riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Los investigadores también midieron cuánto tiempo pasaban estas personas sentadas con la ayuda de acelerómetros.

Después de analizar los resultados recibidos, los científicos descubrieron que cuanto más tiempo pasan las personas sentadas durante el día, más grasa visceral y abdominal tienen.

El autor principal del estudio, el Dr. Joe Henson, investigador asociado de la Universidad de Leicester, dice: “Usando técnicas de MRI y monitores de actividad física, hemos demostrado que cuanto más tiempo se pasa sedentario, más fuerte es la asociación con un mayor nivel de grasa abdominal y interna. Esto fue particularmente así si los largos períodos de comportamiento sedentario no se interrumpieron”.

Sentarse todo el día todavía puede conducir a la muerte prematura, a pesar del ejercicio

De acuerdo a un estudio nuevo desde los Estados Unidos, las personas sentadas durante largos períodos de tiempo cada día corren mayor riesgo de muerte prematura, incluso si hacen ejercicio.sitting in the office

 

Para el estudio, los investigadores examinaron datos tomados de alrededor de 8.000 adultos mayores de 45 años. Se pidió a los participantes que usasen acelerómetros para medir los niveles de actividad diaria durante una semana. Los investigadores encontraron que los participantes eran sedentarios durante el 77% de sus horas de vigilia (aproximadamente 12 horas al día).

 

“La falta de actividad en nuestros músculos afecta nuestra capacidad para metabolizar nuestros azúcares de manera eficiente”, dijo el doctor David Alter, jefe de investigación cardiovascular y metabólica del Instituto de Rehabilitación de la Universidad de la Salud en Toronto y autor de un editorial. Con el tiempo, nuestro cuerpo acumula el exceso de grasa, que puede conducir a la obesidad, la diabetes, las enfermedades del corazón, el cáncer y la muerte”.