Las células madre de dientes de bebé se pueden utilizar para reparar los dientes muertos

Un equipo de científicos de la Universidad de Pensilvania afirma que lograron remendar dientes permanentes en niños con la ayuda de células madre extraídas de dientes de bebé.stem cells from baby teeth can be used for treatment of teethstem cells from baby teeth can be used for treatment of teeth

El equipo realizó el ensayo clínico que involucró a 30 niños tratados con el nuevo método y 10 niños tratados con el método tradicional. Sugieren que en el futuro será posible utilizar esta técnica para reparar lesiones dentales y reparar dientes muertos en adultos.

Songtao Shi, uno de los miembros del equipo de investigación, dice: “Este tratamiento devuelve a los pacientes la sensación de sensibilidad en los dientes. Si les das una estimulación cálida o fría, pueden sentirla; ellos tienen dientes vivos otra vez Hasta ahora tenemos datos de seguimiento de dos, dos y medio, incluso tres años, y hemos demostrado que es una terapia segura y efectiva”.

El trasplante de células madre puede detener la progresión de la esclerosis múltiple

Un equipo nuevo, publicado en el diario JAMA Neurology, proporciona evidencia adicional de trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas como un tratamiento eficaz para la esclerosis múltiple(MS). Este procedimiento detuvo la progresión de la enfermedad durante 5 años en casi la mitad de los pacientes.stem cell transplantation halts multiple sclerosis

Para el estudio, un equipo de investigadores analizó datos de 25 centros de tratamiento en 13 países, identificando 281 pacientes con esclerosis múltiple que fueron tratados con el procedimiento anterior entre 1995 y 2006, el 78% de ellos tenía una forma progresiva de la condición. Los científicos descubrieron que el 46% de los pacientes no tenía progresión de la enfermedad en 5 años después del tratamiento.

Autor principal del estudio Dr. Paolo Muraro del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres dice: “En este estudio, que es el mayor estudio de seguimiento a largo plazo de este procedimiento, hemos demostrado que podemos “congelar” la enfermedad de un paciente y evitar que empeore, hasta por cinco años.
Sin embargo, debemos tener en cuenta que el tratamiento conlleva un pequeño riesgo de muerte, y esta es una enfermedad que no es inmediatamente mortal.”